POR LA REINSERCIÓN SOCIAL


En un acto de amor verdadero, educadores especiales acuden a brindar clases a quienes están privados de la libertad. Con el apoyo de personas de bien, los penados pueden elaborar diversos elementos , en este caso, de hierro, como también en otros materiales que les sirven para aprender, entretenerse, hacer regalos a sus seres queridos y , por qué no, venderlos y tener dinero para realiar otros emprendimientos.

Deja un comentario